martes, 7 de junio de 2016

Cruising

Le Marquis by sirxlem

No eres santo venida la muerte, lo has sido siempre en vida. Caín a la antigua, no predicas como los modernos, nunca ligas en Manhunt ni en Grindr o en el Facebook. Eres profeta en los parques y las callejuelas oscuras, patrono de los descampados y guardián de los baños públicos. Tú no andas de antro, de las cantinas salen más tibios. Ellos siempre vienen a ti: proscritos y prevaricadores que buscan tu miel blanca o palpar tu marca milagrosa. A los ancianos les haces descuento, con los negados empleas tus dotes de Gatsby. Y como a Judas con el oro a los mochitos con las parafilias. Al final, hasta los casados y los veganos se empinan. Aunque sea nada más la puntita. Si algo te ha aburrido de todo esto ha sido la intimidad pero no los hombres abyectos. Haces la calle, pero jamás predicas en las esquinas. Ni que fueras la puta de Roma. 

lunes, 31 de agosto de 2015

Un sueño vívido

0443 by IrinaJoanne

Pues que al salir de Capa me iba a una peda y como no podía tomar pues mejor me iba temprano. Que al salir hasta tenía un bocho, viejito y bonito. Allí todos eran bugas, allí conocí a Marco, un chaquilla medio jotito. Nos gustábamos mucho y que si lo hacíamos ¡y va! Subíamos a un puente y nos mañoseábamos a gusto, luego que siempre no. Volvíamos a mi casa y allí me besaba y me confesaba que estaba empanochado. ¡Vaya suerte! Pero de nuevo me besaba. También tenía la marca de.  Caín. Y que tiempo después, una tarde, Marco venía a buscarme, me lo topaba en la calle y me besaba tomándome entre sus brazos, me cargaba y me decía que me amaba. Y yo lo besaba con locura y dejaba todo para irme de aventura a su lado: mi casa, mi familia, mi novio. Me iba con Marco y su amigo buga. Nos íbamos en mi bocho hasta Matehuas, aunque yo no sabía conducir, por pendejo. El bocho no frenaba o yo no entendía cómo subir puentes o virar hacia la izquierda en plena carretera. Por eso Marco me besaba y yo me aferraba con deseo y seguridad a él, acariciándole el alma y el palo, enamorándome cada vez más. Él conducía y todo tranquilo, todo constante, la carretera, el buga consultando un mapa y fumando mota. Marco se regresaba para la de Matehuas porque yo me andaba yendo por la de Valles. Pero él me consolaba con sus besos y yo ya quería llegar al hotel para hacer el amor. Y que cuando me tomaba de la mano el auto se caía en picada por un barranco, pero no moríamos: estábamos caminando, burlando las ramas y no sé qué madres. Él me besaba y yo lo besaba.
Entonces abrí los ojos. Eran las 9:00, tocaba la TARGA. Pinches sueños, pinche Truavada, pinche Kaletra.

Pinche Marco, cómo besabas.

domingo, 28 de diciembre de 2014

Demasiado lejos (Athan Alternativo)


Todavía siento la necesidad de tenerte a mi lado, pero te veo a través del espejo y sé que pernoctas desde hace años y no despertarás, por convicción. Por eso me voy como espíritu más allá del mundo, olvidándome de tus labios y de tu mausoleo.
Me he cerrado por completo a las posibilidades y he dejado de pensarte como antes. Te fuiste con el viento salado del suicidio, y volviste destruido para enseñarme cómo no volver a amar.
Hoy vuelvo a ser ignorante al querer decir que te amo, pero también puedo ser realista al decir “ya no eres nada para mí.” Siento una punzada aquí bajo mi pecho mientras arranco la molestia de tu recuerdo con ardor y desierta insensibilidad. Desierto de mi alma y tu alma, poco humanas y graves por el rencor, semejantes al lodo, ambas arrogantes para destruirse con sus defectos.
Cuando lo supe, me convertí en polvo y muerte, una sombra difícil de alcanzar en este mundo hecho por Dios. Mientras tu madre me decía que ya estabas muerto, yo suspiraba lentamente, pidiendo que algún día pudiera no volver a recordarte de nuevo. Pero todas las noches veo esa vieja carta tuya y espero a que tus letras desgarradas broten como la sangre de mi sangre.
De ti sólo me quedan palabras de incompletos sucesos, que una vez se completaron con mis sucesos.
Somos un libro sin fin que ha se ha hartado por lo irónico de su consecuente no final. Somos la consecuencia y al mismo tiempo una causa invalida contra las leyes del cielo. Somos este amor que se ha terminado, el grito de auxilio de alguna otra persona que ha llegado a nuestro interminable dolor de ignorantes e insensibles pedantes.
Creía que hacer el amor con alguien más era la salida a todos los errores que cometimos tú y yo en vida. Pero siempre sentí tu ausencia carcomiendo mis afectos, haciendo mis ojos opacos, mi corazón de roca. Por eso me voy bajo la tierra, sepultándome a mí mismo sin cerrar los ojos. Por eso digo que estoy enfermo de tu naturaleza. Hay algo que me cuesta entender: que yo sigo vivo y tú ya estás muerto,
Pero es que no puedo desterrarme de tu mundo sin culparte o culpar a tus huesos. Aunque te llamo muerte, sigo respetándote de la misma forma como en vida te había yo amado.
Y ahora me estoy acabando con rapidez, con la misma destreza con la que crecí y me hice hombre, o la tuya con la que perdiste a tu padre y rechazaste a tu madre y a tus hermanos.
Hemos sido una sola vez, intentó no serlo de nuevo.
Ya jamás volveré a tu casa para pretencioso desnudarte, ni podré besar tus labios ni acariciar tu pecho. Aquí abajo no es lo mismo sentir tu peso relajado suplicándome que vaya lento.
Ya se nos acabaron las líneas de amor en las palmas de nuestras manos. Aspiramos la vía láctea y el papel se quedó vacío. Me cuesta aceptarlo, pero es indudable que las huellas de nuestro deseo fueron transpirados hasta dejarnos a ambos secos. Ya mi ombligo no le dirá a tu ombligo que lo ama, ni mis dedos a tu cabello que les gustas. Tus orejas no se van a sonrojar al decirle a mi lengua “sigue”, ni tus pupilas se dilataran si me encuentras masculino.
Ya no puedo prometerte fidelidad eterna, ni tú un cuidado desinteresado.
Tu cuerpo se descompondrá por los años, y mi encierro me hará criatura y no humano.
Te quedaste impedido para recordarme, y yo perdí las ganas de volver a creer en mí mismo.
Nos hemos perdido tanto y extrañado tanto. Pero de tu entierro a mi encierro muy distantes estamos.

domingo, 3 de febrero de 2013

Lineamiento para renacer (por si acaso)

Raven by Eredel


Yo se que es imposible que me quieras, 
Que tú amor para mí, fue pasajero 
Y que cambias tus besos, por dinero 
Envenenando así, mi corazón 

No creas que tus infamias de perjura 
Incitan mi rencor, para olvidarte 
Te quiero mucho más, en vez de odiarte 
Y tú castigo, se lo dejo, a Dios 

"Imposible"
Agustín Lara

En silencio callaré la forma en que te arranqué del mundo
                 Quiero que todos piensen que fui un demonio
la loba de Dante que marcó el sendero de tu mudez sin retorno
                Todos dirán, que no me tuviste, que no te tuve, que no debimos
Así lo prefiero

                Soy la última blasfemia de tu vida y puedo vivir con ello
                Si yo te di aliento y tú misericordia
estuvimos en deuda todo el tiempo
el uno con el otro
               como para que ahora, cuando no nos necesitamos
podamos desecharnos
el uno al otro
               con una sola palabra:
                                                                 vete

Si vuelves
              que sea desde otro mundo
               con otro cuerpo (funcional)
y con otros ojos

Sólo así
           evitaremos volver a enamorarnos con tanta ineficacia
                                                                         estupidez
                                                                                      e indecencia


domingo, 27 de enero de 2013

Destino manifiesto


Es curioso saber que te consideraban una farsa mía, un alter ego, un fantasma esporádico. Si reflexiono, duele porque te hace entender que la gente te ve como alguien incapaz de relacionarse. Pero si además me doy la oportunidad para entender la expresión, me asusto. Tú también llegaste a decir que no eras nadie, que no valías nada. Tú no creías en ti, nunca lo hiciste y por eso desapareciste, de la forma más humana y de la única donde no hay vuelta atrás. En las fotos incluso tu rostro reflejaba ese vacío. Cuando tenías 18 decías que llegarías hasta el final como un triunfador, demostrándole a tus padres lo equivocados que estaban al haberte considerado "el diferente", "el subnormal", "así como no deben ser las personas", según escribiste en esas hojas. Cuando tenías 25 la sombra se había adueñado de ti, te carcomió tu propio miedo a ti mismo. Para algunos te marchaste como un perdedor y para otros, tan sólo te marchaste, sin nada para decir pero mucho para lamentar. Quizá ese era tu objetivo, una venganza. Ésta siempre determinó tu personalidad y la forma en que tratabas a los otros. Decías amarme pero demostrabas lo contrario y también fue muy difícil y desgastante el haberte amado como lo hice. Entre las curiosidades, al poder hablar de esto, al tener el valor para afrontar los hechos, me di cuenta que no me amabas, porque nunca te amaste a ti mismo. Hoy lo supe. Pero no me arrepiento de haberte querido como te quise porque los sentimientos no se rigen por la lógica. Venías de un mundo de locos, nunca lo habría imaginado. Hubo cosas buenas. Hubo. Qué bueno que podamos platicar de esto, tú como ceniza y yo como lodo. Es curioso saber que te consideraban una farsa porque el mundo, de alguna forma es una invención más de nuestros sueños. Al menos, sí aplico esa regla, me quedo tranquilo al saber que cada que te necesite podré crearte un corazón y preguntarle por qué te fuiste. En ese mundo siempre me darás una respuesta distinta pero irónicamente todas dirán lo mismo: "para demostrar que soy dueño de mi destino".




domingo, 18 de noviembre de 2012

Naturaleza humana

Freedom by Quemas

De esos días, cuando expando las alas y quedo al desnudo
Vuelo, sin las cadenas de tu moral ortodoxa, vuelo
Abro la boca y cierro los ojos para que todo lo haga mi otro yo: el ciego
Se lo he hecho a los fantasmas y a ti, a una manada de lobos
Lo hago sobre todo conmigo
y con una serie perfecta de entes desbocados que se salen del espejo
Luego, en lo profundo lloro hasta quedar seco
Pero el tiempo apremia
Aunque nos amemos
soy un péndulo
Nunca aquí y nunca allá
por el peso de mi alma primitiva
Sólo hoy, quizá mañana, una vez más
antes de ser para ti, en lo eterno
porque es lo correcto

domingo, 9 de septiembre de 2012

Don't ask, don't tell

Meditation by AmuthAlexiel
Hoy me siento ansioso
por        derramarme en ti
                                como gotas de miel blanca.
Que me eches de tu mundo,
despacio y vacuo,
copioso y con mis mares de ti        fluyendo.
Como un suspiro que brota
del calor entre tus nalgas de seda.
                            Dos rostros sin nada más
que estas ganas que se escriben              a mordidas
                                                            arañazos y flagelos
sobre tu piel de buen soldado.

miércoles, 5 de septiembre de 2012

Adán

apple by CRAZIICORE



Mordelón supersticioso, ¿cuándo, de vez en cuando, te negarás del accidente y el paraíso? Adán de la manzana y los besos en el filamento sedoso de Eva, no por ella, harto por ti, el mundo se ha caído a pedazos: en el fruto comiste pandoras. Pero recuerda siempre que las libélulas en el árbol de la herencia algún día nos habrían envenenado a todos. Te agradezco el hecho de la erosión del valle y la conmoción de tus nuevos hijos por adelantado. Y de antemano. Nada personal, sencillamente por misericordia al dolor preservado en la oscuridad del Universo frío y constante. Te lo digo de cierto: no por ti sino por tu Padre, seguimos vivos con su indecencia. Y sus ojos de fuego que alimentan de sopor al mundo antes de volver a devorar la manzana del punto final en tu osadía.

Hasta entonces, yo seguiré jodiendo con amor a mis hermanos.

sábado, 1 de septiembre de 2012

Little Mermaid

The Little Mermaid by vkacademy


A veces salía al mar de los hombres
para hacerme de sal y arena con su roce,
con sus arrojos de espuma.

Yo sabía,
todo el tiempo,
que era un vicio
aquello de bañarme en el calor de sus cuerpos.
Y decía (en secreto decía)
otra vez no.

Entonces me giraba
hacia el desierto sosegado.
Pero ya había probado de ti,
de tu ombligo de cal
o tus ojos de lodo
y tu boca de carne.

Por eso también soy de espuma,
la del falo en el mar de los hombres.

Aunque era y venía del polvo
me he quedado contigo solo;
contigo a solas
húmedo y sin más secreto.

Con las ganas que nunca cesan
por ahogarme en el sudor poderoso de Apolo
de sus hijos
el aroma de su rabia en el tiempo
para dañar y ser amados.
Con ellos me quedo adicto
por su aliento
y mis sueños
de ser todos los suspiros del deseo
en el mar de los hombres.

miércoles, 25 de julio de 2012

Mitología

A Float by Hengki24

Mitología de lo invisible:
   estos labios rotos
la sangre fría
y seca
que me nutre de aliento
      y deseo
   por tu mortandad cetrina
         cuando estás más humano y volátil
que el propio Adán desterrado.

Así quiero que te fundas conmigo en el tiempo:
      herido,
      deshecho
o descompuesto por las cosas de Dios.

Sólo yo podría amarte
       con esa fealdad
de hombre solo.
De hombre vago
          y perfecto
por todo lo que no tienes
    y que arrebatarás de mi pecho
como yo contigo
        cuando he hurtado tus faltas.

viernes, 6 de julio de 2012

Una fobia

Fight by Inominatus


Habría de pedir un deseo antes de morir:
deshacerme en tu ser
                   alimentar tu universo
de caricias piel tu boca
y un latido
   en tu cuerpo con filo
        de todo lo que serás
o dejarás de ser
con la oscuridad
       la ausencia
y yo arrojado lejos.
                   

miércoles, 27 de junio de 2012

Materia oscura

Light redemption by StudioDavis

Tenías el sabor
               del universo:
                       frío
               con la ingravedad de tus demonios
embriones en tu vientre vacío
               Y así un aliento de polvo
               una lengua sideral
de miedos implosivos
Y las estrellas ardientes en tu pecho
también sabían
                     a miedo.


martes, 5 de junio de 2012

Nosotros

Crows: Murder I by Nihilist1


“Soledad. . . Yo no creo como ellos creen, no vivo como ellos viven, no amo como ellos aman... Moriré como ellos mueren.” 
Marguerite Yourcenar



Tendríamos que volver a perdernos, el uno en el otro, como aquellas veces cuando tú me decías "eres mío, sólo mío, siempre mío" y yo te miraba serio, te esquivaba los labios y tú los buscabas con violencia, hasta aprisionarlos contra los tuyos, unos labios fríos y secos, partidos. Aún recuerdo cómo me asfixiabas con tus manos de hombre malo, enfermo amor enfermo. Me mordías, me encadenabas a tu espalda y nos fundíamos en el sudor de nuestro jadeo suspensivo. Lo nuestro fue fijación y quebrantos, un viaje descarrilado hacia el odio y la sangre. Tú eras un asesino y yo, yo no tenía recuerdos acerca de un amor sano. Por eso viniste con tus vicios, para extraviarnos y creer que lo nuestro era sincero, sobre todo secreto, sobre todo compasivo. Si yo no hacía alguna queja y tú no dejabas de anudarme a tu ombligo, fue porque estábamos pagando una culpa por ser lo que eramos, anticipándonos además un castigo por todo el sufrimiento que haríamos a los otros que vinieran a amarnos sin condiciones. Pero lo nuestro era así, encuentros torcidos y desesperados. Luego te ibas y yo me iba, por caminos distintos, con los brazos y la cara rasgados, con las costras de los agobios descascarándose y descubriendo a nuevos hombres, nuevos delincuentes que se fundirían con el resto de la sociedad, para entregarnos a la nada, al amor verdadero de una víctima tan sola como nuestra necesidad de destruirnos a solas. Por eso tendríamos que volver a perdernos, el uno en el otro, una última vez antes de suspirar por esta vida incoherente, donde nunca tendremos más que este abismo en el pecho, que se hizo a partir de lo que fuimos, en esa violenta temporada llamada nosotros.

martes, 29 de mayo de 2012

Las violetas son pasiones desvalidas

Liar by ShadoW-57

No sé.
No sé:
no sé.
No puedo.
No sé.
No encuentro las...
No sé.
Ya había nacido sin riendas.
Te enamoraste de este desatado.
No sé. No sé. No sé.
Dímelo tú, con tu silencio,
con todo lo malo que te he hecho
y todas las veces que te he engañado.
Pongo mi verga azul en un caldero
y con mi semen hago magia
como una bruja que es puta
o una puta que hace magia con el culo.
Pero no sé.
No sé.
No entiendo.
Recuerdo cómo es hacerte llorar,
cuánto disfrutas que te haga doler.
Te gusta perderte en mí
y enfermarte de fiebre con mis ojos de hielo.
Y no sé.
No.
No te temo.
Me temo,
me voy,
me voy lejos.
Ya no sé un carajo de este cuerpo sin el agobio de las cadenas.
Olvidé cómo hacerme el amor
porque me hundí en tu existencia para hacerte, amor.
Y ya no tengo ojos.
Por eso no sé si la culpa o el odio.
Por eso te digo.
O me fundo en el viento,
en el sudor
y en la saliva.
Otros dirán que lo sé todo
y me temo.
Sí.
Lo estoy haciendo.
Pero no sé
cuándo me dejé en los placeres ciegos:
y me hice un potro
de todos los putos en el mundo.
No, en verdad te digo
que no sé.

Bastardo.

Un día más.

martes, 22 de mayo de 2012

Sin escamas: para volar

Borderline personality by appleplusskeleton

Cuando no soy una bestia, puedo ser por ti.
Y es como un año bisiesto
pues comenzabas a morir de sed.
Así es como llego a tu vida y me cubro de tu aliento:
me rasgo las escamas hasta quedar casi nuevo,
me quedo sin mí o lo que más hiede de mis lamentos.
Soy lo que quieres que sea
mientras te adentras
mientras me alientas
cuando morimos al mismo tiempo
y reencarnamos en nuestros poros.
Es como un año incierto
lo que despojo de mi cabeza.
Limpieza que corroe y me agrieta el pasado.
Entonces puedo ser por ti.
Pero vez que cuando soy,
me destruyo,
no soy yo,
sino por ti.
Aún así:
puedo,
quiero,
soy.

De momento

"A su hermano Blanquet no lo había vuelto a ver desde el accidente en la selva. Todavía soñaba con él, y con la cara de lobo de su padre. A veces, seguían corriendo los tres por la selva, con la respiración agitada, buscando un sendero diferente que desfigurase el rostro de su cruel destino. Pero siempre caía, y veía a su padre seguir la huida sin girarse siquiera una vez, o reparar en su ausencia. Al menos, siempre estaba Blanquet muriendo a su lado, desprovisto de realidad pura, tan sólo un recuerdo, y punto. Yaykobu soportaba las ganas por llorar por esos sueños malditos, o por Blanquet, a quien había traicionado en la huida, dejándolo morir a solas. Simplemente ya no podía hacerlo."

Off days: Los días del abandono
"Son dos hombres que se aman sin el límite de la gravedad: su libertad en los abismos más intensos de la pasión, los llevará, sin duda, a perderse en la levedad de sí mismos. Entonces, un día sin nada que ofrecerse a cambio, para aliviar sus vacíos alguno matará al otro. Porque su sudor y su hambruna de deseo, son pasiones desvalidas..."

Mercurio de las Voces y el Deseo